MPORTANTE DECISIÓN.

No sería imprudente pensar que el Sr. Juan Luis Martín Cuesta decidiera que Fundibeq continúe su trayectoria de colaboración con iberoamerica y ceda el puesto a otro equipo que continúe la trayectoria de la Fundación con la colaboración de ONA’s, Jueces, Evaluadores y Coordinadores iberoamericanos.
Claro que tanto el Patronato– en primer lugar– como la SEGIB tienen la responsabilidad de que esta vidriosa situación se resuelva pronto y positivamente.

Aquí puede leer el ignominioso relato (arrogarse sin pudor los éxitos profesionales de un compañero de Renfe, enfermo, que sufrió un trastorno depresivo mayor durante varios años) relato que explico mas abajo, y que refiere nada menos que al Director General de Fundibeq, Sr. Juan Luis Martín Cuesta, que gestiona y entrega los trofeos empresariales de Calidad a Su Majestad en las Cumbres iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno.

MODUS OPERANDI para arrogarse éxitos profesionales ajenos.

PROCEDIMIENTO

El procedimiento perfecto para arrogarse, detentar, éxitos profesionales ajenos en solo tres pasos.

 

 

Primer paso:

Gestionar con los “directivos adecuados” la situación para “solicitar” y aceptar la continuidad, en mi puesto de trabajo, cuando yo finalizo mis responsabilidades. 

Segundo paso:

Reescribir la historia. Hacer desaparecer todo rastro del creador en la historia de los éxitos a reconfigurar tal como se ha hecho con las historias profesionales de Renfe y  de Fundibeq, eliminando, por ejemplo, toda referencia a mi nombre, a mis documentos informáticos y a mi trabajo fundacional y directivo de los primeros 8 años de Fundibeq. (Renfe, Fundibeq)

y Tercer Paso:

Arrogarse los éxitos profesionales ajenos durante años aprovechando la falta de reclamación y defensa debido a una larga y anulante enfermedad. (Trastorno depresivo mayor). Renfe, Fundibeq

Mi Ponencia, en septiembre 2021, me incitó a investigar el estado actual de mis pasados éxitos profesionales, en Renfe y en Fundibeq, después de muchos años y, superando poco a poco, una depresión.
Lo que descubrí en 2021 es un relato que resumo en esta página web.

Amigos y Testigos de ADIF y Renfe, y recomendaciones legales me están ayudando a "poner en pie" el relato verdadero.
Decenas de supuestos amigos que, o bien lo ignoraban o bien miraban para otro lado (o ambas cosas) y se beneficiaban en sus programas locales.
Descarnada experiencia como testigo presencial. Ver el texto mas abajo, porque el vídeo que lo explicitaba ha sido eliminado por el Club de Excelencia de su web oficial.

IMÁGENES PÚBLICAS CEDIDAS POR LA TV. BOLIVIANA

Antes de comentar el MODUS OPERANDI, contenido principal de esta sección, quiero exponer el video cedido amablemente por la televisión de Bolivia y distribuido por todo Iberoamérica (ver CD de la foto), sobre la última ceremonia de entrega de Premios Fundibeq que yo tuve el honor de organizar en 2003, con la presencia de Su Majestad el Rey D. Juan Carlos I

Materiales en vídeos y CD’s distribuidos por FUNDIBEQ internacionalmente y de difusión general, que estoy recuperando, gracias a la inestimable colaboración de muchos compañeros de la Calidad de Iberoamérica.

MODUS OPERANDI

“Manera especial de actuar o trabajar para alcanzar el fin propuesto”  (RAE).

Como reescribir la historia para arrogarse excepcionales logros profesionales ajenos.

Queridas amigas y amigos de la Calidad en España e Iberoamérica y compañeros de ADIF y Renfe.
En el texto que les adjunto descubrirán un doloroso relato y aquí les explico, debidamente asesorado, el “Modus Operandi” que lo fundamenta.
Aprovechando que tuve que estar internado unos cuantos años, se reescribe la historia de la Calidad de Renfe y creyendo que yo tardaría en salir del hospital o que nunca superaría la fuerte depresión (que duró varios años), JUAN LUIS MARTÍN CUESTA detentó sin pudor ni vergüenza  mis logros profesionales de Calidad en Renfe. (Como podrán leer en el texto y como hubieran podido visualizar en el video, antes de que el Club de Excelencia lo quitara de su web oficial)

Es notorio aclarar que, desde 1990 hasta fin del siglo, yo fui Director Corporativo de Calidad y el Sr. Martín Cuesta fue Director General de la UNE de AVE desde esos primeros años del siglo hasta 2002 ó 2003, que es cuando toma la responsabilidad de Calidad de Renfe (la que yo ejercía y dejé, para pasar a ADIF) por otros pocos años hasta que el Sr. Martín Cuesta pasa a ser Director General – gran casualidad – en Fundibeq, continuando así otro de mis notorios emprendimientos.

El Sr. Martín Cuesta gestiona el final de su carrera profesional de tal forma que pudiera hacer suyas mis exitosas experiencias profesionales mientras yo desaparecía poco a poco sumergido en una larga depresión (en clínica y en casa).
Os pongo solo un ejemplo.

En 1991, con Renfe y junto a otras empresas fundo y gestiono durante 5 años la Vicepresidencia Ejecutiva del Club Gestión de Calidad (hoy de Excelencia) y sigo ligado a la actividad del Club otros 8 ó 9 años.

El “Modus operandi” que explico se basa, imprescindiblemente y en primer lugar (después de ocupar el puesto de “continuidad”) en REESCRIBIR LA HISTORIA, haciendo desaparecer todo registro (aprovechando el internamiento), en todo tipo de documento, mi nombre y mi actividad. (Para otro caso véase mi ponencia sobre FUNDIBEQ, donde expongo este modo de operar, eliminando todo registro de mi nombre, desaparecido completamente de la web oficial de Fundibeq, siendo el creador, fundador y primer Director General durante 5 años CLIK AQUI PARA LEER  o en este video : https://factoresdelexito.com/conferencias )

En segundo lugar detentar toda la actividad de mi Gestión de Calidad en Renfe, nada menos que 10 años de gestión con éxitos notables reconocidos por los profesionales de Calidad de España, Europa e Iberoamérica. (Ver logros en la conferencia de Beatriz Casermeiro o el libro “10 años de calidad en Renfe, 10 años que cambiaron un siglo” de Adolfo Martín Delgado: www.factoresdelexito.com/ac-experiencia-profesional )
En tercer lugar recoger sin pudor los Premios o Diplomas que me correspondían por mi reconocido trabajo en Renfe creyendo, quizás, que yo no me recuperaría completamente y que no me enteraría. Cabe decir también que todo esto sucedía sin que yo reaccionara debidamente, por la misma depresión paralizante y porque me sentía culpable de haber sufrido esa fuerte depresión  ¡Qué equivocado estaba yo!
Aunque os cueste trabajo comprender esto, tuve la lamentable experiencia de descubrirlo personal y vivamente y así pueden leerlo en el esclarecedor texto que adjunto mas abajo (desafortunadamente, después de mi comunicado público,  el video que lo demuestra, con el vergonzoso discurso “de agradecimiento” del Sr. Martín Cuesta ha sido borrado de la web oficial del club, aunque aún se mantiene el link del mismo)

Por otra parte os informo que, con soporte y ayuda legal y médica, continúo mi camino de recuperación.

Expongo aquí solo un testimonio de las decenas que puedo relatar.
Este testimonio vivido en primera persona es tan doloroso que no necesita explicación. Existen decenas de evidencias, tanto de personas como de documentos gráficos, que comprueban la veracidad de éste y otros vergonzosos relatos.
Este es el texto del correo que envié a D. Ignacio Babé con copia al Sr. Martín Cuesta.

Vídeo suprimido del 25 Aniversario. 29/07/2016

Aqui se podía visionar la ceremonia (ahora existe el link, pero no el video: COMPROBAR AQUI) que tuvo lugar con motivo de la celebración del 25 Aniversario del CEG en cuya ceremomia el Sr. Martín Cuesta, usurpa mis años de trabajo ( recibe y agradece) al Club el Diploma que se le otorga a Renfe, estando yo presente.
Imagen tomada de Internet.

Sr. D. Ignacio Babé.
Secretario General. Club de Excelencia en Gestión
Madrid, diciembre 2021

Hoy me resisto a comprender cómo, siendo tu consciente de que yo fundé (representando a Renfe) el Club, contraté las oficinas (en oficinas Lexington), contraté a tu predecesor como Secretario General, D. Juan Liquete, habiendo recibido yo el Diploma del quinto y décimo aniversario del Club y lo más importante –aparte de fundador–habiendo sido Vicepresidente del Comité Ejecutivo, durante los primeros cinco años, me cuesta trabajo comprender, repito, que ni siquiera me mencionaras, siendo así que me habías visto, y compartido frases de saludo.

Es bochornoso recordar cómo fue vuestro comportamiento, el tuyo, el del Presidente y –sobre todo– el del Señor Martin Cuesta, que habiéndome visto y saludado, sin rubor ni vergüenza se levantó y recogió en nombre de Renfe, por su trabajo fundador (que era mi trabajo, de muchos años), el Diploma del Club.
Hay situaciones en esta vida empresarial que ni aun siendo por mantener el puesto, ni ética ni profesional y, por ser fiel a la verdad, se debería permitir. Te ruego estudies con más profundidad cuál fue mi trabajo de consolidación en la empresa en la que actualmente trabajas y también que no apoyes infames relatos a personas familiarizadas con el resentimiento o con los celos o con la envidia (aprovechando la enfermedad) y, por lo tanto, con reescribir la historia sin pensar que todo se sabrá y traerá consecuencias.
Atentamente.
Antonio Caetano.

CAMINO QUE AHORA VOY A RECORRER:

DEFENDERÉ TODO MI LEGADO PROFESIONAL  CON LAS HERRAMIENTAS  LEGALES Y DE COMUNICACIÓN A MI ALCANCE.

Aqui no termina la investigación, como he dicho en el titular, ni la edición de material relativo a esta vidriosa apropiación profesional de Juan Luis Martín Cuesta
Mas bien, aquí empieza la publicación de material relativo al mismo, por ejemplo: las preguntas que he realizado sin recibir respuesta o, mejor dicho, recibir la respuesta de que no puedo contar “la verdad” sin la autorización de Fundibeq (a expensas de su acción judicial, así, aunque no deis crédito).
En resumen puedo ver la reescritura de la historia en la web oficial de la Fundación, pero no puedo completar la historia sin autorización expresa, con evidencias demostrables, en ningún sitio a riesgo de sufrir las consecuencias.
Quienes tengan interés en conocer los importantes documentos fundacionales de Fundibeq, así como la historia de los 8 primeros años de esa Fundación (materiales  distribuidos en CD’s internacionalmente) y el documento oficial por el que representantes de mas de 50.000 empresas iberoamericanas solicitaron se otorgara el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional a D. Miguel Corsini y a D. Antonio Caetano, a quienes le interese –repito– conocer esta historia y que ha sido completamente eliminada de la web oficial de Fundibeq, la pueden conocer (gracias a innumerables colaboraciones)  bien navegando por esta misma web, bien visitando esta página:
www.factoresdelexito.com/ac-experiencia-profesional

Por otro lado, elevo que éste y otros relatos y  materiales gráficos relacionados, no los he distribuido ni a prensa ni a redes sociales
Es importante comprobar cómo el Patronato de FUNDIBEQ y la SEGIB gestionan la deplorable situación profesional del Sr. Juan Luis Martín Cuesta Director General de Fundibeq y, por ende, el Premio que entrega Su Majestad.